Amor y cariño para niños con Síndrome de Down

Amor y cariño para niños con Síndrome de Down

SANTIAGO.- La familia debe brindar mucho amor a parientes con Síndrome de Down. El afecto contribuye al desarrollo de sus capacidades.

Juan Ramírez, especialista en cirugía pediátrica, lo planteó así durante una conferencia. La actividad fue organizada por el Centro de Atención Integral para la Discapacidad de Santiago.

“La sociedad debe brindarle cariño y dejar de pensar que las personas con Síndrome de Down son una carga”, dijo.

La charla se enmarca dentro de la Semana de Sensibilización sobre el Síndrome de Down. También se une a la campaña de concienciación “Quiéreme como Soy”.
Ramírez reveló que entre un 40 a un 60 por ciento de niños con Síndrome de Down padece alguna anomalía cardiaca. Sugiere una evaluación en la primera semana de nacido para tener un diagnóstico sobre su condición cardiovascular.

Dijo que con un diagnóstico temprano los problemas pueden ser tratados a tiempo. Sostiene que de esa forma “las personas pueden llevar una vida saludable y activa”.

Sostuvo que los pacientes deben tener una atención médica multidisciplinaria, con diferentes especialistas. Recomienda una evaluación completa cada año.

La charla fue titulada “Importancia del Diagnóstico Temprano de Cardiopatías Congénitas en el Síndrome de Down”. En ella expuso recomendaciones a los médicos, empleados del CAID, familiares y otros que asistieron a la actividad.

Sensibilidad de los médicos

En la actividad habló Lowessi Mejía, asistente del director del CAID-Santiago, quien apeló a la sensibilidad de los médicos.

En su también condición de madre de un niño con Síndrome de Down, abogó para que todos tengan acceso a las terapias.

El doctor Guillermo Ángeles, director del CAID Santiago, dio la bienvenida al evento. Resaltó las cualidades del doctor Juan Ramírez, especialmente sus aportes a los niños con Síndrome de Down.

Velar por los derechos de los discapacitados
Ángeles recordó el trabajo que realiza el Despacho de la Primera Dama, Cándida Montilla de Medina desde los CAID.

“Tenemos la obligación de velar por el bienestar y los derechos de las personas con discapacidad”, señaló. Tal como lo establece la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en la Convención de la ONU, precisó.

En el CAID están convencidos de que las personas con alguna discapacidad son capaces de gestionar su propia vida. “Esto se logra con el apoyo individualizado necesario y de la familia”, dijo Ángeles.

Categories: Noticias
Tags: Destacadas

About Author