Aportes del PLD a la sociedad dominicana en 16 años de gobiernos

Aportes del PLD a la sociedad dominicana en 16 años de gobiernos

 

aaaaaaasaasaenenenenenMi verdad

 

Y nos dieron los 16…

Por Ernesto Jimenez

 

“El sol tiene manchas. Los desagradecidos no hablan más que de las manchas. Los agradecidos hablan de la luz”. José Martí

El pasado martes 16 de agosto el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) cumplió 16 años al frente del Estado dominicano, dentro de un período que abarca los últimos 20 años de vida republicana.En los períodos 1996-2000, 2004-2008 y 2008-2012 el partido fundado por el profesor Juan Bosch obtuvo el favor popular para dirigir los destinos de la nación bajo el liderazgo del Dr. Leonel Fernández y, en el período 2012-2016, el PLD se mantuvo al frente del gobierno, esta vez con el Lic. Danilo Medina al mando.

El Prof. Juan Bosch escribió: “La democracia representativa solo funciona a cabalidad en los países donde el sistema capitalista ha avanzado hasta un punto de desarrollo relativo”, y es esta la principal razón, explicaba el maestro, por la que el PLD debía llegar al poder, pues sólo éste partido tenía la capacidad de sentar las bases del desarrollo económico de la República Dominicana y de esta forma propiciar el progreso de la burguesía (clase más avanzada del capitalismo, según Marx), lo que a su vez sería determinante para consolidar nuestro sistema democrático. Sin lugar a dudas, en 16 años de gobierno el PLD ha honrado estas palabras de su fundador al establecer los cimientos de la estabilidad macroeconómica y el crecimiento sostenido de la economía dominicana.

En 1996, el Producto Interno Bruto (PIB) de República Dominicana, es decir, el valor monetario de nuestra producción en bienes y servicios, medido en dólares (año de referencia 1990) era de US$16,360 millones; 20 años después, en el actual 2016, el PIB se  ha cuadriplicado, ascendiendo a US$67,100 millones. En este mismo periodo de tiempo el PIB per cápita, es decir, el valor económico de lo que producimos dividido entre la totalidad de habitantes, pasó de US$3,065 a US$6,039, lo que indica que prácticamente se duplicó.

Esta realidad muchas veces no es valorada en su justa dimensión debido, posiblemente, a una interesante semejanza psicosocial entre la salud y la estabilidad económica: cuando más apreciamos nuestra salud es justamente después de que la perdemos, así como la estabilidad la estimamos mejor luego de caer en una crisis económica.

Sin embargo, más allá de los avances expresados en términos cuantitativos, es justo señalar el importante salto cualitativo que ha dado nuestra sociedad en materia de desarrollo humano, y para evidenciar esta evolución social el indicador por excelencia es el Índice de Desarrollo Humano (IDH), éste indicador social estadístico es realizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y está compuesto por tres parámetros fundamentales: vida larga y saludable, educación, y nivel de vida digno. En 1996, el IDH dominicano era de 0.625 y escaló a un nivel de 0.715 en el 2015, situando a la República Dominicana en el umbral de la categoría de países de desarrollo humano alto.

El progreso que ha experimentado la nación en los gobiernos del PLD es evidente e irrefutable, mas no podemos soslayar que aún existen enormes retos por delante, entre los cuales cabe destacar la necesidad de sacar de la pobreza a más de un tercio de la población que continúa viviendo con notables carencias, crear más puestos de trabajo para nuestros jóvenes, consolidar las instituciones democráticas para preservar lo alcanzado, y brindar mayores oportunidades económicas a todo el pueblo dominicano.

*(Ernesto Jimenez es econoista y analista politico).

Categories: Opinión

About Author