Aumento de sueldo senadores, alza de precio en combustibles, peajes y pasajes; empresarios en politica y Sonia Mateo para rematar

Aumento de sueldo senadores, alza de precio en combustibles, peajes y pasajes; empresarios en politica y Sonia Mateo para rematar
Por Jose Francisco Arias
Esta semana, que ya se encuentra en el umbral de su etapa final, puede decirse que ha sido una de las más activas y de más intensos movimientos políticos y económicos en lo que va de este 2016.
Desde aumentos en la tarifa de los peajes hasta presiones de la sociedad civil con la plataforma de la ahora denominada Coalición Iniciativa por la Democracia para que el oficialista Partido de la Liberación Dominicana tome en cuenta sus propuestas para elección de nuevos jueces en las Altas Cortes, especialmente en la Junta Central Electoral y el Tribunal Superior Electoral, así como para aprobación de los proyectos de Ley de Partidos y de Régimen Electoral, la semana ha sido sacudida por temas que no han cesado de latir en toda el alma nacional.
Medios convencionales de comunicación, como la radio, televisión y periódicos impresos, y redes sociales como Twitter, Facebook e Instagram, han sido los canales a través de los cuales han circulado a profusión los temas que han concitado el mayor interés de los más diversos sectores que conforman la sociedad dominicana.
Una de los anuncios más impactantes y que mayores reacciones provocó se produjo el domingo pasado y ha dado de qué hablar y escribir durante toda la semana. Fue el que daba cuenta del aumento de la tarifa en los peajes en algunos con un alza que alcanza hasta el 100 %.
Se entendió que fue una especie de palo asechao del Gobierno ante una población que para nada estaba pensando en eso en el momento del anuncio, a pesar de que las autoridades habían hecho un intento de aumento en ese sentido hace alrededor de dos años.
Esta información de los peajes estuvo precedida de otra no menos desagradable, la del aumento de los combustibles por segunda semana consecutiva a pesar de que el petróleo registra una baja cotización en el mercado internacional, por lo que generó mayor irritación en la ciudadanía.
A lo anterior hay que añadir que, los empresarios del transporte de inmediato respondieron ante el anuncio del incremento en la tarifa de los peajes, y Antonio Marte, de Conatra,  sentenció que el aumento del pasaje no se lo despintaba nadie a la población… y, en efecto, el aumento del pasaje se produjo ipso-facto.
Pero mucha más irritación estaba provocando desde antes el sonado aumento del sueldo de los senadores de la República; un incremento que remonta la friolera de 70 mil pesos mensuales para alcanzar los 320 mil, y la amenaza de los diputados de agenciarse otro aumento en esa misma dirección. Por suerte, la flamante presidenta de la Cámara Baja, Lucía Medina, dejó claro que mientras ella esté al frente del hemiciclo por espacio de un año, no habrá incremento en ese órgano congresual.
Mientras, las manifestaciones de rechazo y condena a la intención gandí’a de los legisladores brotaban por doquier, tomándose en cuenta que en el país hay sueldos mínimos que caen en la pírrica suma de 6 mil 500 y 7 mil pesos, y se siente un festival de incremento de precios en productos y servicios que laceran medularmente los bolsillos de la mayoría de los dominicanos,la Sociedad Civil y la máxima instancia del empresariado tradicional del país fusionados en la Coalición Iniciativa por la Democracia, se unieron a partidos de oposicion en encuentros con periodistas para reclamar que se les tome en cuenta al momento de designar jueces de Altas Cortes, incluida Junta Central Electoral, y al momento de aprobar la Ley de Partidos Políticos y de Régimen Electoral.
No conforme con ese contacto con los partidos de oposición, el sector empresarial tradicional con la referida coalición sostuvo un encuentro con el ex presidente de la República y presidente del PLD, Leonel Fernández, nada más y nada menos que en su Fundación Global, siempre con el mismo interés.
Pero donde el alboroto político-foklórico logró su máxima intensidad fue con las declaraciones de la inefable senadora de Dajabón por el PLD, Sonia Mateo, diciendo que su sueldo de legisladora no le alcanza ni para comprarse una botella de agua.
Mateo, una mujer que como figura de la política doméstica no baraja pleito, ha sido epicentro de escándalos en varias oportunidades, en algunos casos hasta con compañeros de su propio de partido. Su primera declaración al respecto la ofreció el pasado fin de semana, y de inmediato se dieron reacciones virulentas de rechazo a su atrevido pronunciamiento.  Luego, el lunes siguiente, volvió a referirse al tema en el programa radial El Sol de la Mañana y reafirmo que ciertamente su sueldo no le alcanza.
Esta vez, ante la avalancha de ataques que provocaron sus declaraciones, Sonia no encontró energía ni para reponerse y contraatacar, por lo que, al parecer optó por guarecerse en su casa de Dajabón hasta esperar que pase la tormenta, que incluyó truenos, rayos, centellas y que se hizo sentir con una gran gran cantidad de memes difundidos por Twitter, Instagram, Facebook y otras redes sociales, en los que se ridiculizaba a la legisladora por no contar con recursos ni para comprar una botellita de agua a pesar de que ya gana 320 mil pesos mensuales y de que según su declaración jurada sus bienes alcanzan la suma de 33 millones.
Categories: Opinión
Tags: Destacadas

About Author