Carolina Mejía: «Acepto el reto de ser la próxima alcaldesa de la capital, acepto el reto de ser la primera mujer en dirigir nuestra ciudad»

Carolina Mejía: «Acepto el reto de ser la próxima alcaldesa de la capital, acepto el reto de ser la primera mujer en dirigir nuestra ciudad»

 

(En la foto de Fuente Externa, Carolina Mejía junto a David Collado y José Ignacio Paliza, presidente del PRM).

 

SANTO DOMINGO, RD.- Carolina Mejía, secretaria general del opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM), fue formalmente presentada como candidata a la alcaldía del Distrito Nacional de la organización en un acto celebrado la tarde de este viernes en el club Mauricio Baez que estuvo a casa llena.

La hija del ex presidente de la República, Hipólito Mejía, en un emotivo mensaje por el lanzamiento de su postulación, criticó ácidametne la forma de hacer política que prevalece en el país indicando que «Nos hemos acostumbrado a pensar que la intriga, el chisme, el engaño, la corrupción y la reducción de la política a un carnaval de compra y venta de cargos y de esperanzas de la gente, es “normal” y “justo”.

Sostuvo que pertenece a un segmento político que garantiza que el poder sirve para usarse a favor de otros, que ha retomado la política como servicio público y que no es cierto que tenga que ser sucia, fea y corrupta, y puso como ejemplo al alcalde David Collado, quien la acompañó en el acto y para quien estaba reservada su candidatura en el PRM, señalando que «ha demostrado que se puede ser sencillo, cercano, transparente y honrado en una función pública, sin utilizarla para beneficio personal o de sus cercanos. Muchísimas gracias David Collado».

Dijo que quiere demostrar con hechos que existen en el país quienes creen en democrcia, n participación inclusiva y en la ética de la función pública, como, según expresó, tuvo la dicha de aprender de su Papá, quien también acompañó a su hija en la actididad.

 

A continuación, el texto de su mansaje…

En cada paso que he dado, he actuado con integridad, transparencia y honradez. Como hija, esposa, madre, empresaria, política y sobre todo como ciudadana, siempre he asumido compromisos apegada a mis principios y he puesto mis capacidades en beneficio del bien común.

He tratado de servir de ejemplo para mis hijos, mis colegas profesionales, mis colaboradores empresariales, mis compañeros y compañeras de partido. He puesto todo mi empeño y mi energía para que mis padres y mis hermanos se sientan orgullosos de lo que hemos sembrado juntos.

Parecería que quienes creemos en la decencia en el trato hacia los demás, en la claridad de propósito, en la honestidad y verticalidad de principios, no se nos reconoce ni se nos respeta a la hora de ejercer funciones de liderazgo y peor aún si quienes lo hacemos somos mujeres.

Parecería ser una época donde el mejor activo personal es vencer al otro compitiendo por quien es mejor falsificando, mintiendo o distorsionando ideas, sueños y procesos.

Esto se hace peor en la práctica de la política en nuestro país y nos hemos acostumbrado a pensar que la intriga, el chisme, el engaño, la corrupción y la reducción de la política a un carnaval de compra y venta de cargos y de esperanzas de la gente, es “normal” y “justo”.

Pues yo les digo que nosotros garantizamos que el poder sirve para usarse en favor de otros, que la política la hemos retomado como servicio público, que no es cierto que tiene que ser sucia, fea y corrupta.

Les digo que es posible practicar la política teniendo como norte el servicio a los demás, y que hoy podemos exhibir como ejemplo la gestión de nuestro actual alcalde de la capital David Collado.

David ha demostrado que se puede ser sencillo, cercano, transparente y honrado en una función pública, sin utilizarla para beneficio personal o de sus cercanos. Muchísimas gracias David Collado. Se puede ser político para servir a los demás y no fallarse a sí mismo.

Como política, mujer y sobre todo como madre, entiendo que es urgente demostrar en el terreno de los hechos que existimos en este país quienes todavía creemos en la democracia, la participación inclusiva y la ética de la función pública, como tuve la dicha de aprender de Papá.

Es por esto que estoy decidiendo dar un paso al frente, para asumir el compromiso de expandir la gestión actual y lograr que la ciudad de Santo Domingo sea un hogar cálido, alegre y familiar para los que vivimos y transitamos en ella.

Hoy aquí, acepto el reto de ser la próxima alcaldesa de la capital, acepto el reto de ser la primera mujer en dirigir nuestra ciudad.

Pongo mi mente y sobre todo mi corazón en esta tarea de hacer que los habitantes y visitantes de Santo Domingo se sientan orgullosos y orgullosas de una ciudad que respeta su memoria histórica, lugares emblemáticos, una ciudad que baila, ríe, aprende.

Pongo mi mente y sobre todo mi corazón en esta tarea de hacer que los habitantes y visitantes de Santo Domingo se sientan orgullosos y orgullosas de una ciudad que respeta su memoria histórica, lugares emblemáticos, una ciudad que baila, ríe, aprende.

Una ciudad saludable, segura, inclusiva, conectada, cercana y sobre todo humana.

Nuestra victoria en febrero es un peldaño importante para el triunfo seguro del compañero Luis Abinader en Mayo 2020 y sé que contaremos con el apoyo y compromiso de nuestro próximo presidente de la República y el gobierno central.

Haremos una campaña sin ataques personales a nuestros adversarios, hablaremos de propuestas y programas. Debemos ser distintos y distintas al practicar la política, jugando limpio y respetando las reglas del proceso democrático.

No vamos a comprar el voto de nadie, vamos a ganar con nuestras razones, ideas y sueños el corazón de los votantes de la capital, queremos que entiendan y asuman el mismo compromiso nuestro, una alcaldía al servicio de la gente, por la gente  y con la gente.

Sé que cuento con su apoyo, compañeros y compañeras, para este viaje electoral intenso, sé que no me van a dejar sola en este reto, ustedes son grandes trabajadores y trabajadoras políticos y sé que juntos vamos a ganar para seguir gobernando la ciudad con responsabilidad.

Mi compromiso es seguir gobernando la ciudad con el entusiasmo de hacer de ella un ejemplo de dignidad, felicidad y calidad de vida.

Mi hija, Isabel, me ha enseñado, quizás más que yo a ella, su compromiso con la tierra, con el medio ambiente y con la vida en general.

Carolina Mejía será la candidata a la alcaldía del Distrito Nacional por el PRM

Categories: Politica
Tags: Destacadas

About Author