Conexión del tabaco y el alcohol con el cerebro

Conexión del tabaco y el alcohol con el cerebro

BEIJING, 13 ene (Xinhua) — Un estudio internacional reciente descubrió que diferentes áreas del cerebro están asociadas al hábito de fumar y al de beber, lo cual podría ayudar a encontrar formas de prevenir y tratar el abuso del alcohol y de la nicotina.

Investigadores de la Universidad Fudan de China, la Universidad de Warwick de Reino Unido y otras instituciones de investigación analizaron las imágenes de resonancia magnética funcional del cerebro de dos bases de datos de escaneo cerebral de Estados Unidos y de Europa.

En la edición más reciente de la revista “eLife”, los científicos informaron que la corteza orbitofrontal medial, un área del cerebro asociada a las recompensas, tiene una conectividad funcional más elevada en los bebedores. Eso sugiere que los bebedores se siente atraídos por el alcohol por la experiencia de placer causada por el sistema de recompensa en el cerebro.

Asimismo, los fumadores tuvieron una baja conectividad cerebral funcional en general, en especial en la corteza orbitofrontal lateral, una región del cerebro asociada a conducta impulsiva. Ese descubrimiento muestra que los fumadores necesitan el efecto estimulador de la nicotina para incrementar su conectividad cerebral general.

El estudio también descubrió que los cambios en la conectividad cerebral funcional fueron detectables incluso cuando los participantes fumaron sólo unos cuantos cigarros o bebieron una pequeña cantidad de alcohol cada día.

Feng Jianfeng, uno de los colaboradores en el estudio y director del Instituto de Ciencia y Tecnología para Inteligencia Inspirada en el Cerebro de la Universidad de Fudan, dijo que el estudio podría tener importantes implicaciones en la salud pública porque tanto el alcoholismo como el tabaquismo afectan a una gran parte de la población global.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, más de 1.100 millones de personas fuman tabaco en el mundo y más de 7 millones mueren cada año a causa del tabaquismo. Alrededor de 2.300 millones de personas a nivel mundial son alcohólicas y el abuso del alcohol provocó la muerte a más de 3 millones de personas en 2016.

Categories: Salud
Tags: Destacadas

About Author