Danilo puede encontrar «sangre nueva» en los votantes; en los candidatos tendrá «sangre vieja»

Danilo puede encontrar «sangre nueva» en los votantes; en los candidatos tendrá «sangre vieja»

 

Por José Francisco Arias

 

El presidente de la República, Danilo Medina, en el discurso que dirigió al país hace algunos días dejando entrever que no se lanzaría tras una segunda reelección consecutiva, se refirió a la necesidad de «Una campaña que inyecte sangre nueva a nuestra vida política y esté regida por el civismo y la sana competencia”, especialmente dentro de su Partido de la Liberación Dominicana (PLD), al momento de elegir a los candidatos a diferentes cargos públicos, más el candidato presidencial.

Fue por ello que muchos dentro del PLD comenzaron a buscar «sangre nueva» y han encontrado muy poca o casi nada, si se observa que el mandatario hizo el planteamiento para indicar, sin citarlo por su nombre, que quiere que el postulado por la organización sea el ex presidente de la República, Leonel Fernández, quien ha ocupado la posicion en tres períodos pasados, dos de manera consecutiva, y de inmediato, al día siguiente de su alocución, se reunió con los pre-candidatos peledeístas Temístocles Montas, Andrés Navarro, Reinaldo Pared Pérez, Francisco Domínguez Brito, Andrés Navarro, Radhamés Segura y Carlos Amarante Baret, dejando establecido que el más potable de los seis, medidos por encuestas, contaría con su apoyo para las primarias del próximo 6 de octubre.

En el sexteto no se observa que corra «sangre nueva», si tomamos en cuenta el tiempo que cada uno de ellos viene activando en la política.

Pero así como está el PLD, falto de aspirantes presidenciales de «sangre nueva» con posibilidades, está el Partido Revolucionario Moderno (PRM), en el que compiten por la candidatura el ex presidente Hipólito Mejía y el ex candidato presidencial Luis Abinader. El poco de ese tipo de sangre que se puede encontrar en esta organización lo tiene el joven aspirante Welington Arnaud, pero es evidente que se le dificultará llevarse el banderín con dos adversarios tan rejugados y verteranos coo Mejia y Abinader.

El caso es que la sangre nueva escasea bastante entre pre-candidatos presidenciales con posibilidades de copetir en los partidos; ahora, donde habrá mucha, mucha, sangre nueva, es en la poblacion votante.

El padrón electoral para las elecciones del próxio 2020 registrará casi tres millones (2.94) de jóvenes con edades de 18 hasta los 35 años de edad. Y ese es un nicho importantísimo, probablemente decisivo, el 39.6 %, ya que es el más masificado del universo de votantes, con el que tendrán que entenderse los candidatos presidenciales con «sangre vieja».

Estos candidatos de «sangre vieja» no conocen los códigos de ese grupo de sufragante que identifican como los milenials. Si quieren atraerlos tendrán que aprender sus gustos, su jerga, su forma de comportarse, y, entre otras cosas, bailar con ellos reguetón, dembow y otras expresiones de la música urbana.

Así las cosas, la contienda electoral del 2020 tendrá «sangre nueva», pero en los votantes… Ya veremos cómo se las ingenian los candidatos de «sangre vieja» para entenderse con esos tres millones de sufragantes.

 

Categories: Politica
Tags: Destacadas

About Author