De cómo aprieta el «establishment», incluyendo a los de su entorno, por cualquier «quítame esta paja»… Interesante historia de José Francisco Núñez

De cómo aprieta el «establishment», incluyendo a los de su entorno, por cualquier «quítame esta paja»…  Interesante historia de José Francisco Núñez

El pecio del periodismo independiente

Por Jose F. Núñez

Mucha gente no logra entender, y nunca entenderá por qué hay medios y periodistas, incluyendo directores, que se adhieren al gobierno de turno de modo tal que noticias que son de gran trascendencia para la ciudadanía no son publicadas si se cree que con ello se afecta al gobierno o algún sector del mismo.

Ya en trabajos anteriores me he referido a las vicisitudes que pasamos tanto en Radio Mil como la Cadena Brea Peña durante el gobierno de Salvador Jorge Blanco, precisamente los dos medios informativos que más contribuyeron a que ascendiera a la Presidencia de la República.

Ahora les contaré lo que nos ocurría con el poderoso y temible sector privado. Para nadie es un secreto que Radio Comercial y Noti-Tiempo eran considerados comunistas, aun siendo su propietario un próspero capitalista.

Antes de que yo comenzara a estudiar locución ya se sabía de la dificultad que enfrentaba Radio Comercial para conseguir respaldo publicitario del gobierno y de algunas empresas privadas, incluso de algunas cuyos dueños eran amigo del propietario de la emisora.

De hecho, el poderoso Consejo Nacional de Hombres de Empresas, dirigido por Don Payo Ginebra tenía a Radio Comercial en una lista en la cual figuraba como un medio izquierdista.

LA GRAN TORMENTA:

Unos de los principales patrocinadores de la Cadena Brea Peña eran E León Jiménez con Cigarrillos Nacional y Marlboro y la Cervecería Nacional Dominicana. También teníamos La Sirena (La tienda siempre llena) y Plaza Lama. Plaza Lama tenía en Noti-Tiempo un slogan cada minuto, lo que quería decir que la anunciábamos 150 veces en la emisión de la mañana, 90 veces al medio día y otras 150 veces en la emisión de la tarde.

Hubo una ocasión en que como por arte de magia, la publicidad de E León Jiménes y la Cervecería Nacional Dominicana fue retirada sin que se nos diera explicación.

Además de director general de la Cadena, yo también era el gerente de publicidad y como tal, acudía con frecuencia donde doña Ángela Elmúdesi, directora de colocación publicitaria de ambas empresas, además de la publicitaria que manejaba las cuentas.

Doña Ángela siempre me recibía con una amplia sonrisa, pero nunca lográbamos que nos colocara un centavo de publicidad.

Pasaban los años y todos en la administración de la Cadena nos preguntábamos porqué no nos daban publicad si se anunciaban hasta en Radio Tricolor, la emisora que don Hugo Hernández Llaverías tenía en el patio de su casa y por cuyos micrófonos se podía escuchar a sus gallinas cacareando, el gallo cantando y el perro ladrando. (Había una poderosa razón: al no tener aire acondicionado tenía que trabajar con las ventanas abiertas).

Debo recordar que don José A. Brea Peña era accionista fundador de E León Jiménes y la Cervecería Nacional Dominicana, valores que heredaron sus hijos quienes siempre permanecieron como accionistas.

Rubén Brea Gutiérrez era el presidente de la Cadena Brea Peña y un día me dijo: “Josefrank, has una cita con Angelita y dile que tú y yo queremos hablar con ella”.

Diligentemente así lo hice y una mañana cualquiera doña Angela nos recibió amablemente en el Edificio León, de la John F. Kennedy. Nos sentamos cómodamente y nos brindó café.

La conversación fue la siguiente:

Rubén Brea: “Josefrank comienza tú”.

Yo: «Doña Ángela, nosotros hemos estado muy preocupados porque la publicitad de todos sus productos fue retirada de la Cadena desde hace varios años sin que se nos diera explicación…

«Usted sabe que yo le he traído innumerables propuestas de publicidad y nunca hemos recibido respuesta…”.

Angela nos escuchaba con gran atención y amabilidad.

Rubén Brea: “Esa es la razón por la que estamos aquí, usted conoce nuestra relación de años con la familia León e incluso con todos sus amigos…

”¡¡¡LA BOMBA!!!

Doña Ángela: «Rubén es que ha habido un problema que nunca les hemos dicho a ustedes…

«¿Tú recuerdas cuando el Presidente Antonio Guzmán emitió el decreto pasando al gobierno la finca Aguayo?#.

Rubén Brea: “Claro que sí, nosotros hasta lo apoyamos”.

Doña Ángela: «Ese es el problema… La señora Aguayo es familia de los León y cuando Guzmán hizo eso ustedes hicieron un editorial y una Entre Líneas en Noti-Tiempo apoyando esa decisión…

«Por eso fue que, aunque ustedes son accionistas se les retiró toda la publicidad… Te prometo que hablaré con la gerencia y volveremos a ser como antes, ya hace muchos años de eso, ya todo pasó».

Ahora, mi querido lector, usted entenderá por qué es mejor ser bocina, aunque le parezca una vaina rara.

Categories: Opinión

About Author