De cómo logró José Francisco Núñez logró entrevistar al Comandante Cero en el 1982

De cómo logró José Francisco Núñez logró entrevistar al Comandante Cero en el 1982

EL COMANDANTE CERO Y YO… ¡Qué odisea!

Por José Francisco Núñez

Dudo mucho que después de la toma del Palacio Nacional Nicaragüense por aquel comando Sandinista hubiera alguien en Latinoamérica que no sintiera admiración por Edén Pastora, mejor conocido como «Comandante Cero». Incluso el más derechista sintió admiración por él debido a la espectacular acción.

Lo que ocurrió luego es historia. Pero lo cierto es que se le siguió admirando incluso después de que rompió con los Sandinistas al sentir que los postulados de aquella revolución «democrática» por la que arriesgó su vida habían sido traicionados. Cuánta razón tenía!

Ya enfrentado al Sandinismo, Pastora llegó a República Dominicana rodeado de un gran velo de misterio, creo que el 16 de agosto de 1982.

Nadie se explicaba a qué fue el todavía admirado líder al país y ningún periodista, por más ducho que fuera podía imaginarse dónde se había hospedado.

El mismo día que llegó al país, me llamó Tomás García Fusté, director de noticias de W-QBA «La Cubanisima», la emisora más popular y prestigiosa de Miami.

«José, el comandante está allá y quiero que lo consigas y lo entreviste, no importa la hora», me dijo.

Cómo es natural, el exilio cubano estaba regocijado de la ruptura de Edén con el comunismo, por lo que de pronto el más odiado pasó a ser el líder de la derecha Latinoamericana.

Pasaban las horas y periodistas de todos los medios nacionales e internacionales buscaban al líder por todos los rincones de la capital y nadie lo encontraba, lo que le comuniqué a mi director.

En horas de la madrugada del día siguiente Fuste me dió la ubicación exacta.

Avisé a mis jefes de Radio Comercial que no iría a mi turno de la mañana y les expliqué las razones.

Llegué tempranito al Hotel San Gerónimo y ya había allí decenas de periodistas a quienes les decían que el Comandante no estaba hospedado allí. Les dije a los muchachos «yo lo voy a entrevistar, no me sigan que yo les daré copia de la entrevista.

Armado con mi grabadora Sanyo, que me había enviado desde Miami mi antiguo director, Armando Pérez Roura, entré al hotel, me acerqué al elevador y les dije a dos Matodontes que custodian «soy el corresponsal de W-QBA de Miami y vengo a entrevistar al Comandante, que está en la habitación número cuatro, en la cuarta planta».

Uno de ellos me acompañó y cuando llegué ya el líder me esperaba en la puerta junto a dos escolta. Se sonrió y me dijo: «Vos debe ser de la CIA o Daniel».
Hablamos durante 15 minutos y me despidió amablemente.

(Fuente de origen: Facebook de José Francisco Núñez).

Categories: Opinión

About Author