Ralentización del crecimiento económico dominicano

Ralentización del crecimiento económico dominicano

 

Por Ernesto Jiménez

 

 

 

 

“El crecimiento económico es potencialmente muy importante para mejorar el bienestar humano”. Xavier Sala-i-Martin

 

Uno de los objetivos principales de toda actividad productiva es el aumento progresivo de los beneficios que genera. Cuando en algún momento de dicho proceso el ritmo de expansión se reduce, se dice entonces, que ha entrado en una etapa de ralentización del crecimiento.

 

La dinámica descrita anteriormente es aplicable al estudio de la macroeconomía de una nación. En especial, porque en términos simples la economía nacional es la suma del desempeño de todos los factores productivos del país, y el resultado de esta producción – medida en términos reales o nominales – a lo largo de un año, es lo que se denomina Producto Interno Bruto (PIB). Por lo tanto, si la producción de una gran cantidad de sectores económicos disminuye, resulta lógico esperar que esto impacte negativamente al conjunto.

 

La comprensión de estos conceptos es fundamental para entender lo que ha acontecido con la economía de la República Dominicana en los primeros 8 meses del año en curso. En este sentido, la siguiente pregunta es fundamental: ¿Cómo se ha comportado la economía nacional recientemente? La respuesta la otorgó el Banco Central, al informar que en el período enero-agosto del 2017 el PIB Real registró un crecimiento de 4 %, con una inflación acumulada a septiembre de 2.42 por ciento.

 

A simple vista, la noticia de una expansión económica que ronda el 4 % del PIB puede parecer muy positiva, y quizás hasta alentadora, dependiendo del contexto; sin embargo, para las autoridades y agentes económicos informados, estos datos sirven de alarma, debido principalmente a que el crecimiento acumulado hasta agosto de este año fue menor al crecimiento potencial de la economía, que en estos momentos está situado en un 4.5 % del PIB. En adición a esto, para algunos sectores nacionales resulta preocupante la tendencia a la baja que ha mostrado el PIB en los últimos 3 años.

 

Ahora bien, para apreciar los factores que han determinado el modesto incremento exhibido este año es necesario desglosar algunos elementos que explican la composición del PIB. Entre enero y junio de 2016 el sector agropecuario creció 8 %, pero en seis meses de 2017 su incremento se redujo a un 6.2 %. Explotación de minas y canteras creció 25.3 % entre enero y junio del 2016 y en igual período de este año solo incrementó 3.7 %; manufactura local creció 6.4 % en los primeros seis meses de 2016 y en 2017 solo subió 2.3 %; el sector comercio en primer semestre del año pasado experimento un aumento de 5.5 % pero en 2017 apenas observó un 3.1 % de crecimiento; la construcción se incrementó en un 16.8 % entre enero y junio de 2016 y cayó en -2.7 % para los primeros seis meses de 2017. Este último elemento es muy importante, pues forma parte de una sensible reducción del gasto del gobierno en este sector fundamental de la economía, lo que, a la vez, pudiera indicar un leve descuido de las autoridades para incentivar el consumo.

 

El comportamiento de estas variables son una poderosa señal de la ausencia de una vigorosa demanda interna que motorice un mayor desempeño de la economía, lo cual, unido al hecho de crecer por debajo del potencial tiene serias ramificaciones que sirven para develar políticas públicas que pudieran estar lastrando el crecimiento de la economía dominicana. Por esta razón, las autoridades monetarias han flexibilizado su ya tradicional política restrictiva, porque a pesar de su eficacia para mantener a raya la inflación, ya empezaban a impactar negativamente la economía nacional. Sin embargo, el gobierno dominicano tiene el reto de implementar una política fiscal que esté a la altura de las circunstancias, acometer las reformas pendientes que coadyuven a elevar la productividad a niveles que permitan mantener el crecimiento sostenido de la economía, y de esta forma, continuar labrando caminos de progreso y bienestar para el pueblo dominicano.

 

(Ernesto Jiménez / El autor es economista y comunicador).

Categories: Económicas
Tags: Destacadas

About Author