El Banco Mundial dispones de mecanismos para ayudar a países con el coronavirus

El Banco Mundial dispones de mecanismos para ayudar a países con el coronavirus

El Banco Mundial cuenta con diversos mecanismos para ayudar rápidamente a los países que enfrentan problemas de salud pública. Puede brindar asistencia de emergencia, así como instrumentos para la preparación frente a desastres y pandemias, por ejemplo, a través de las siguientes vías:

  • Proyectos específicos para la respuesta de emergencias ante problemas sanitarios. Las operaciones de inversión pueden elaborarse mediante mecanismos acelerados y pueden incluir hasta un 40 % de financiamiento retroactivo para la respuesta de emergencia. Las operaciones de emergencia pueden prepararse en aproximadamente tres meses. En algunos casos anteriores, como en el del ébola, el Banco brindó apoyo a los países afectados con un nuevo proyecto elaborado en menos de dos semanas. 
  • Componentes contingentes de respuesta ante emergencias que pueden activarse o añadirse a proyectos existentes frente a una emergencia en curso o inminente. Muchos proyectos financiados por el Banco ya incluyen un componente de este tipo, que permite reasignar fondos de otras partes del proyecto para cubrir las necesidades vinculadas con la emergencia. Estos fondos se pueden utilizar para financiar la respuesta frente al coronavirus, por ejemplo, en la compra de insumos médicos; la contratación, capacitación y transporte de personal médico, y la gestión de los desechos sanitarios. Si la cartera de un país cliente del Banco no incluye proyectos que contengan estos componentes contingentes, se los puede añadir. 
  • Restructuración rápida de proyectos ya existentes en la cartera de un país. Esta reestructuración permite introducir el objetivo de apoyo de emergencia, así como la reasignación de fondos.
  • Fondos complementarios para países que ya están implementando un programa de financiamiento para políticas de desarrollo (por ejemplo, a través de la opción de giro diferido ante el riesgo de catástrofe) y que deben hacer frente a un déficit de financiamiento urgente e inesperado (por ejemplo, como consecuencia de fuertes alteraciones en los precios de los productos básicos, desastres naturales, emergencias sanitarias, etc.).

En el caso de los países más vulnerables, la Asociación Internacional de Fomento (AIF), organismo que integra el Banco Mundial, continuará respaldando el fortalecimiento de los sistemas de atención primaria de la salud y las actividades de preparación en el ámbito de la salud pública. 

Categories: Salud

About Author