¡El FC Barcelona se proclama oootra vez campeón de LaLiga…!

¡El FC Barcelona se proclama oootra vez campeón de LaLiga…!

MADRID, 28 abr (Xinhua) — El FC Barcelona se proclamó este sábado campeón de LaLiga por 26 ª vez en su historia en un campeonato en el que la superioridad mostrada de principio a fin se explica por varios motivos.

MESSI REINA SIN OPOSICIÓN

La salida de Cristiano Ronaldo del Real Madrid dejó a Messi como monarca único de LaLiga y el argentino no ha decepcionado.

A sus 33 goles, el último hecho este sábado para certificar el título, ha sumado 13 asistencias que le señalan como el verdadero referente ofensivo del equipo.

Además de juego y goles, Messi, de 31 años, ha aumentado su ascendiente en el equipo. Ya no solo es el líder, sino que la salida de Iniesta la temporada pasada hacia Japón le nombró capitán del equipo y lo ha demostrado en el campo.

Messi ha firmado un gran año y ha levantado su décima liga de los últimos 15 campeonatos domésticos que ha jugado con el Barcelona.

UN POTENCIAL OFENSIVO SIN IGUAL

Messi ha sido el máximo realizador, pero no ha estado solo en ataque. El Barcelona ha sido el equipo más goleador con 86 goles a favor, una cifra que toma relevancia si se tiene en cuenta que los segundos máximos anotadores, Real Madrid y Sevilla, han marcado 59 tantos.

Luis Suárez vio puerta en 21 ocasiones, Dembelé ha contribuido con 8 goles, y Coutinho anotó 5 tantos.

LA MADUREZ DE GERARD PIQUÉ

El central del Barcelona lleva una década jugando al más alto nivel, pero en los últimos años había acusado ser el último defensa de un equipo que suele jugar dejando 40 metros a su espalda.

Piqué ha liderado la cuarta mejor defensa del campeonato con 32 goles encajados, detrás de Atlético de Madrid (23 tantos en contra), Getafe (29) y Valencia (31).

Además de ser el referente defensivo azulgrana, ha brillado en ataque con cuatro tantos.

Piqué también resalta por una parte que las estadísticas no miden: es el líder del vestuario azulgrana, su comunión con la grada es total, siempre encabeza la salida de balón del equipo y se le puede considerar el corazón del conjunto campeón.

EL EJEMPLO TRANQUILO DE VALVERDE

El entrenador llegó al Barcelona en 2017 tras su gran trabajo en el Athletic de Bilbao y en su segunda temporada al frente del equipo ya ha levantado dos Ligas y una Copa del Rey.

Aún tiene clavada la espinita de la Champions League, que no ha conseguido ganar, pero este año tiene al equipo clasificado para las semifinales de esta competición que disputarán este miércoles contra el Liverpool y disputará la final de Copa del Rey contra el Valencia.

Las rotaciones que ha venido realizando en la última etapa del año no solo no han repercutido en el rendimiento del equipo en el torneo doméstico, sino que los jugadores no tan habituales han aprovechado sus minutos para reivindicarse y han dado descanso a los teóricos titulares.

MÁXIMO RENDIMIENTO EN MOMENTOS CLAVE

A la regularidad que requiere todo torneo largo, el Barcelona ha sabido sumar un grandísimo rendimiento en los momentos que defienden la temporada.

Goleó al eterno rival, el Real Madrid, por 5:1 en su estadio y repitió victoria por 0:1 en el Santiago Bernabéu.

Tampoco perdió contra el segundo clasificado en LaLiga, el Atlético de Madrid. Fue capaz de empatar 1:1 en un estadio difícil como el Wanda Metropolitano y luego venció a los rojiblancos 2:0 en el Camp Nou el pasado 6 de abril para sentenciar el título.

También ganó 1:2 al cuarto clasificado, el Getafe, mientras que fue capaz de vencer sus dos partidos contra el quinto, el Sevilla por un doble 4:2.

Estos buenos resultados se traducen en solo dos derrotas, una contra el Betis (3:4 en el Camp Nou) y otra en su visita al Leganés (2:1).

TODOS APORTAN

Más allá de las grandes figuras, el Barcelona ha sido este año un bloque tremendamente regular.

Marc André Ter Stegen ha sido el mejor portero del campeonato con innumerables actuaciones que han salvado puntos para su equipo, Lenglet ha rendido a un nivel altísimo tras la irrupción del teórico titular Umtiti y Jordi Alba ha sido el mejor socio de Messi.

Los jugadores que han alternado un puesto en el once como Arthur y Arturo Vidal han utilizado la competencia para potenciar sus virtudes y no se tiene conocimiento de ninguna queja o lucha de egos en el vestuario culé.

Similar es el caso de Coutinho, que empezó mal y perdió el puesto con Dembelé, pero que ha recuperado el tono para el último tramo de la temporada.

En definitiva, el Barcelona sumó una amplia serie de factores para hacerse con su vigésimo sexto título de LaLiga, pero aún le quedan encuentros por delante que pueden distinguir una gran temporada de un año mágico adornado con otro triplete.

Para ello, tendrá que eliminar primero al Liverpool en semifinales de Champions League y luego vencer en la final, y ganar la Copa del Rey frente a un Valencia que llega embalado al último tramo de temporada.

Categories: Deportes
Tags: Destacadas

About Author