El homenaje de Osvaldo Rodríguez Suncar a sus colegas de la crónica deportiva de la Ciudad Corazón… «Porque Santiago es Santiago»

El homenaje de Osvaldo Rodríguez Suncar a sus colegas de la crónica deportiva de la Ciudad Corazón… «Porque Santiago es Santiago»

PORQUE SANTIAGO ES SANTIAGO

Por Osvalo Rodríguez Suncar

Siento mucho cariño, respeto y gratitud por muchos colegas de la crónica deportiva de Santiago de los Caballeros. Lo último por un grupo de estelares de la crónica deportiva de allí que me abrieron los brazos, y los micrófonos también, cuando yo era un muchacho de 21 años, con unas habilidades naturales para el oficio y poco conocimiento académico, casi ninguno. Y ni hablar de la experiencia: cero.

En gran medida debo mi carrera a esa generosidad de esos santiaguenses, quienes me permitieron narrar por primera vez, en 1984, un juego de baloncesto, y después de apenas una temporada como comentarista en el baloncesto superior del Distrito Nacional.

Entre esos caballeros de la crónica deportiva de Santiago, entre quienes me abrieron micrófonos (unos) y sus brazos (otros) ocupan lugares señeros en mi afecto los colegas Pappy Pérez, Tuto Tavárez y Carlos Manuel Estrella. También Domingo Saint-Hilare (EPD). Luego, en otras circunstancias he creado fuertes lazos de amistad con colegas como Kevin Cabral y Rollin Fermín. Siento una fuerte corriente de mutua simpatía con otros cronistas deportivos de Santiago como Fellito Ortiz, Raphy Ceballos, Luichy Sánchez, «Cachorro» Dorciné, Rafael Baldajac, el veterano Consuegra, Reynaldo Firpo, Apolinar Medina Díaz (El Nítido), Héctor García, Papi Pimentel (EPD), Santana Martínez (aunque éste no nació en Santiago). No menciono a Mendy López, porque éste, quien tampoco nació Santiago, es del país. Un patrimonio nacional.

En esos años 80 y algo después en los 90, en los cuales yo iba a narrar a Santiago, donde me llevaron Roosevelt Comarazamy y Guelo Tueni, había allí hombres de mucha clase (profesional y humana) en la crónica deportiva de Santiago.

Hoy, felizmente eso sigue siendo así. Aunque como ocurre en La Capital, en cualquier provincia del país, en cualquier actividad profesional, en la crónica deportiva de Santiago también se han infiltrado personas que no alcanzan el nivel de aquellos que he mencionado, a manera de ejemplo. Y han llegado también jóvenes a quienes no conozco como personas, pero sí profesionalmente y a quienes les reconozco gran calidad en el oficio, como son los casos de Juan Sant-Hilare, Rolando Fermín Hijo, Martin Lajara. También un joven cuyo nombre no recuerdo, quien trabaja en la antesala de TV y el post-show de las Águilas.

Todos esos nombres y figuras me vienen a la mente cuando pienso en cronistas deportivos de gran calidad en Santiago, donde el oficio de comunicador especializado en deportes podría estar en el mejor momento de su historia.

Claro que ese «boom», como tenía que ser en sociedades como la nuestra, ha servido para que se cuelen personas sin esa capacidad profesional y «don de gente» que aquí comento.

Como en todas partes. Pero, Santiago es Santiago, como decía el inolvidable Don Fidencio Garris. La ciudad que vio nacer a colosos como Lilín Díaz, Max Reynoso y Ernesto Jerez.

¡Qué grande es Santiago! El primer Santiago de América.

(Fuente de origen: Facebook de Osvaldo Rodríguez Suncar).

Categories: Deportes

About Author