El inolvidable hit de Juan Soto y el beso que le estampó su padre en un arrebato de emoción

El inolvidable hit de Juan Soto y el beso que le estampó su padre en un arrebato de emoción

 

Por Baudilio Jimenez

 

Como guión de película cualquiera en la cual el protagonista resuelve la situación para ser el héroe, así terminó la noche un chico de apenas 20 años que jugaba su primer partido de playoffs, para colmo de muerte súbita.

 

Tras tres turnos en blanco incluyendo dos ponches el escenario se preparó para que Juan Soto tuviera la oportunidad de ser ese héroe que tanto necesitaban sus nacionales en un partido que perdían desde el primer inning con el jonrón de dos carreras de Grandal ante Scherzer y que generó sufirimiento todo el camino.

 

Juan Soto felicitado por Josh Harder, el lanzador al que le conectó su inolvidable incogible.

Juanjo, como cariñosamente le llaman sus padres, en el 8vo con las bases llenas, salió a la caja de bateo buscando un hit por el medio del campo para empatar el marcador, pero en lugar de eso pegó el imparable hacia el derecho que trajo las carreras del empate y de la diferencia, esta última gracias al error del jardinero derecho Trent Grisham, sustituto del lesionado MVP y figura de los Brewers Christian Yelich.

 

Soto fue atrapado entre segunda y tercera para el tercer out, pero ya el daño estaba hecho y posteriormente con los tres outs en la novena comenzó la celebración en la capital estadounidese, una que incluyó a los familiares del joven dominicano.

 

Toda la familia estuvo allí para vivir el inolvidable momento que se vio coronado con el beso sincero y el abrazo efusivo del padre al hijo, quien momentos antes había tacleado, literalmente, tanto al jugador como a Ellian su hermano menor cuando ambos abrazaban a Belkys, su madre.

 

Fue un momento cumbre, resaltado por todos los medios que brindaban al mundo una imagen fresca, recordando que lo más importante es la familia.

 

Minutos antes del partido los Sotos cenaban en uno de los restaurantes del estadio, y como familia cristiana también oraban a Dios para que todo saliera tal cual sucedió según nos relata Soto padre: “Gracias a Dios todo sucedió tal y como se lo habíamos pedido. Dios le dio la fuerza, la paciecia y la inteligencia para ejecutar ante el mejor relevista de los Brewers”.

 

Josh Hader, salvador de 37 juegos en la temporada regular y dueño de una bola rápida que promedia las 98 millas, sacó tiempo para felicitar a Juanjo por el hit que le conectó.

 

La historia de Juan Soto, el más joven jugador de Grandes Ligas cuyo primer imparable fue un jonrón con 2 en bases

Categories: Deportes
Tags: Destacadas

About Author