Gilberto Santa Rosa, encantado con su debut en el anfiteatro de Puerto Plata; quiere volver

Gilberto Santa Rosa, encantado con su debut en el anfiteatro de Puerto Plata; quiere volver

PUERTO PLATA, RD.- Gilberto Santa Rosa resultó la gran sensación de las atracciones artísticas que se ofrecieron en en la primera edición del Dominican Run Festival, celebrado durante los días viernes y sábado pasados en el área de La Puntilla de esta ciudad.

Gilberto Santa Rosa durante su actuación.

Cada noche hubo espectáculos con reconocidas figuras de la música en el flamante anfiteatro Juan Lockward, en una producción del ultrapoderoso Emporio Medrano, que comanda el súperexitoso empresario Luis Merano.

El viernes hubo una gran cartelera artística en ese escenario, con el merenguero Eddy Herrera a la cabeza, pero en la que jugó un rol preominente el merengue típico con las actuaciones la legendaria Fefita La Grande (La Vieja Fefa), La India Canela, El Prodigio y Krisppy.

La del sábado fue la gran noche, con un Gilberto Santa Rosa que llevó su producción de celebración del 40 aniversario como figura del género salsa, concierto con el que se le dio cierre definitivo al Dominican Run Festial.

Víctor Víctor en acción.

Previo a la actuación de Santa Rosa estuvo cantautor Víctor Víctor, con un repertorio que incluyó desde “El camino de los amantes” hasta su emblemática bachata “Mesita de noche”, pasando por temas en tiempos de son que agradaron al público que llenó a toda capacidad el anfiteatro. Luego de Víctor Víctor y también antes de que entrara en acción Gilberto, el DJ Alex Sensation animó el auditorio, logrando buena acogida.

Pero el más esperado de la noche era El Caballero de la Salsa, como también llaman a Santa Rosa, y al fin apareció en escena. Gran ovación y profusos aplausos para el salsero al momento de su aparición en escena.

No tuvo que esforzarse mucho para encandilar a la masa humana que tenía frente a él. Solo le bastó empezar a “soltar prendas” de su extenso repertorio de éxitos, respaldado por su sólida orquesta emitiendo un sonido cual si saliera de cd, y de inmediato se estableció una conexión que no se detuvo hasta que concluyó su presentación y abandonó el escenario.

“La conciencia”, “Yo la agarro bajando”, “Derroche” (de Manuel Jiménez), “Conteo regresivo”, “La soledad”, “Vivír sin ella”, “Perdóname”, “Mentira”… Y así siguieron desfilando éxitos como si fueran parte de una pasarela interminable.

Gilberto tomó tiempo para homenajear al recientemente fallecido Rey del Merengue, Joseíto Mateo, de quien dijo fue su amigo y con quien llegó a trabajar. El salsero interpretó merengues que se popularizaron en voz de Joseíto, iniciando con “Jardinera”.

No solo cantó; también habló para el público. Testimonió lo bien que se siente cuando viene a República Dominicana y dijo que es el país más feliz del mundo, indicando que el dominicano, “aunque se lo esté llevando el mismísimo Diablo”, siempre encuentra espacio para la alegría que hay en su corazón.

Y manifestó su satisfacción porque él, de origen puertorriqueño, también es dominicano, debido a que hace algún tiempo adquirió la nacionalidad.

Santa Rosa provocó emociones desbordadas con su concierto, el que fue disfrutado de manera sostenida desde el comienzo hasta el fin por el entusiasta auditorio que lo acompañó. Fue su debut en el anfiteatro de Puerto Plata y quedó con el deseo de volver… Y pueden anotarlo: volverá.

Categories: Entretenimiento
Tags: Destacadas

About Author