Estados Unidos condena lo que considera “ilegítima usurpación de poder” de Nicolás Maduro al juramentarse nueva vez como presidente de Venezuela

Estados Unidos condena lo que considera “ilegítima usurpación de poder” de Nicolás Maduro al juramentarse nueva vez como presidente de Venezuela

 

El gobierno de los Estados Unidos emitió hoy un comunicado de condena a lo que consideró “ilegitima usurpación de poder” del presidente venezolano Nicolás Maduro “tras las elecciones desleales e injustas que impuso al pueblo de Venezuela”.

El presidente venezolano juró este jueves para un segundo mandato consecutivo, hasta el 2025, logrado en un proceso electoral que ha sido cuestionado por diversos ámbitos de la opinión pública internacional, y reconocido por gobiernos amigos, como Cuba, Bolivia, Nicaragua y El Salvador.

El comunicado de condena de Estados Unidos se sustenta en una declaración del secretario de Estado, Mike Pompeo, en la que indica que su país seguirá presionando para “restaurar la democracia” en Venezuela.

A continuación, el texto íntentegro de la declaración de Pompeo…

Los Estados Unidos condena hoy la ilegítima usurpación de poder de Maduro tras las elecciones desleales e injustas que impuso al pueblo de Venezuela el 20 de mayo de 2018. Los Estados Unidos sigue firme en su apoyo al pueblo venezolano y seguirá utilizando todo el peso del poder económico y diplomático de los Estados Unidos para presionar por la restauración de la democracia venezolana.

Hoy reiteramos nuestro apoyo a la Asamblea Nacional de Venezuela, la única rama legítima del gobierno debidamente elegida por el pueblo venezolano. Es el momento para que Venezuela comience un proceso de transición que pueda restaurar el orden constitucional y democrático mediante la realización de elecciones libres y justas que respeten la voluntad del pueblo venezolano.

Para avanzar en este objetivo, los Estados Unidos ha tomado medidas enérgicas contra el régimen de Maduro y sus colaboradores. Más recientemente, el 8 de enero, los Estados Unidos impuso sanciones a siete personas y 23 entidades involucradas en un esquema de corrupción para explotar las prácticas cambiarias de Venezuela. Al manipular el sistema a su favor, estas personas y entidades robaron más de $2.4 mil millones mientras el pueblo venezolano pasaba hambre. Aplaudimos la iniciativa del nuevo liderazgo de la Asamblea Nacional de trabajar con la comunidad internacional para recuperar estos y otros fondos robados y usarlos para aliviar el sufrimiento del pueblo de Venezuela. Los Estados Unidos continuará desempeñando un rol activo para este fin.

También hemos implementado y continuaremos imponiendo revocaciones de visas y otras restricciones para los actuales y antiguos funcionarios del gobierno venezolano y sus familiares considerados responsables o cómplices de abusos a los derechos humanos, actos de corrupción pública y socavamiento de la gobernabilidad democrática. No les permitiremos que actúen sin consecuencias ni que disfruten en los Estados Unidos de las ganancias ilícitas que obtuvieron, e instamos a otros países a que sigan nuestro ejemplo.

Es hora de que los líderes venezolanos tomen una decisión. Exhortamos a quienes apoyan este régimen, desde los empleados que sobreviven mediante subsidios de alimentos hasta las fuerzas de seguridad venezolanas que han jurado apoyar la constitución, a que no sigan permitiendo la represión y la corrupción y trabajen con la Asamblea Nacional y su líder debidamente elegido, Juan Guaidó, de conformidad con su constitución en un retorno pacífico a la democracia. El pueblo venezolano y la comunidad internacional recordarán y juzgarán sus acciones. Ahora es el momento de convencer a la dictadura de Maduro de que ha llegado la hora para que la democracia regrese a Venezuela.

###

Categories: Internacionales
Tags: Destacadas

About Author