Pronósticos sobre la economía China para este 2018

Pronósticos sobre la economía China para este 2018

 

Se espera crecimiento más moderado, aunque mejor…

 

BEIJING, 20 ene (Xinhua) — El desempeño económico de China superó las expectativas del mercado en 2017, pero ¿continuará el ímpetu en el nuevo año?

Una moderación en el crecimiento del producto interno bruto (PIB) es la visión popular entre los inversionistas globales debido a la elevada base de comparación, mientras que se espera que una economía más equilibrada y sostenible se configure más rápidamente.

La economía de China totalizó 82,7 billones de yuanes (alrededor de 13 billones de dólares) en volumen en 2017, creciendo 6,9 por ciento al acelerar el ritmo por primera vez en siete años.

Datos de un crecimiento más fuerte que lo esperado podrían indicar un mayor endurecimiento de la política macroprudencial, pero eso no cambia la visión económica de China para este año del operador de valores japonés Nomura. Incrementó el pronóstico de crecimiento del PIB para 2018 en 0,1 puntos porcentuales a 6,5 por ciento, con una desaceleración de crecimiento gradual en los próximos trimestres.

Los bancos de inversión global JP Morgan y UBS esperan que la economía de China crezca este año alrededor de 6,7 y 6,4 por ciento, respectivamente.

El sector inmobiliario sigue siendo una de las principales incertidumbres que encara el crecimiento económico de China en 2018.

No se prevé ningún colapso o relajamiento importante en la administración del mercado inmobiliario este año, pero las políticas del gobierno, incluidas el apoyo al alquiler de viviendas y un progreso legislativo más rápido que lo esperado para los impuestos inmobiliarios, podrían complicar el sentimiento del mercado, de acuerdo con Zhu Haibin, economista en jefe de China de JP Morgan.

El economista de UBS China, Wang Tao, calculó que las ventas de bienes raíces podrían perder ímpetu en 2018, y que la inversión inmobiliaria y el crecimiento de la construcción se mantendrán robustas o moderadas de manera modesta hasta fines del año.

Por otro lado, mientras que los esfuerzos actuales de protección y limpieza ambiental del gobierno entran a plena marcha con la temporada máxima de calor, la producción industrial y las actividades de inversión relacionadas deben moderarse más visiblemente en este trimestre, señaló Wang.

En cuanto al exterior, la normalización de las políticas monetarias en las economías desarrolladas podría afectar el tipo de cambio y el equilibrio de flujo de capitales, mientras que las prácticas más proteccionistas de Estados Unidos podrían obstaculizar las exportaciones de China.

Los flujos transfronterizos de capital de China llegaron un punto de inflexión en 2017, pues los niveles de reservas de divisas se estabilizaron después de dos años de disminución.

Zhu calculó que el equilibrio básico del flujo de capital seguirá en 2018 con un yuan más fuerte, una economía firme y un sentimiento de mercado mejorado debido a los esfuerzos de control de riesgos financieros y otras reformas.

Una mejor inversión en manufactura y una demanda externa robusta debido a la economía global en recuperación podrían ayudar a balancear parcialmente algunas de las debilidades de los sectores ascendentes, indicó UBS.

Iris Pang, economista de ING, cree que 2018 será otro buen año para China, apoyado por el consumo de productos y servicios y las inversiones en infraestructura.

ING espera que la manufactura de productos y partes de alta tecnología crezca más de 50 por ciento este año, amortiguando la pérdida de producción por los recortes en la sobre capacidad en metales no ferrosos, fabricación naviera y materiales de construcción.

Datos de diciembre y del cuarto trimestre apuntan hacia un ímpetu de crecimiento resiliente, que Nomura cree fue conducido por una expansión robusta del sector servicios, pues siguió beneficiándose del ajuste económico de China hacia el consumo y la “nueva economía” dirigida por internet.

Los nuevos motores de crecimiento, que incluyen el consumo y el sector servicios, contribuyeron con más de 30 y 70 por ciento a la expansión económica y a la creación de empleos del país, respectivamente, resaltando un cambio firme en el modelo de crecimiento de China, de acuerdo con los datos oficiales.

Los nuevos motores de crecimiento, como el consumo, seguirán prestando un apoyo firme a la expansión económica en 2018, mientras que el papel de la inversión podría caer más, declaró Zhu.

Categories: Internacionales
Tags: Destacadas

About Author