La clasificación de la basura doméstica será obligatoria en la capital de China

La clasificación de la basura doméstica será obligatoria en la capital de China

BEIJING, 27 nov (Xinhua) — La capital china implementará un sistema obligatorio de clasificación de la basura doméstica a partir de mayo del próximo año, con miras a fortalecer la gobernanza urbana y prevenir la contaminación.

Una enmienda a las regulaciones de administración de la basura doméstica en Beijing, aprobada hoy miércoles, establece que colectivos e individuos estarán obligados a clasificar los desechos en cuatro categorías: cocina, reciclables, peligrosos y otros.

Las personas que no clasifiquen los desechos y se nieguen a rectificar su comportamiento pueden recibir multas entre 50 yuanes (alrededor de siete dólares) y 200 yuanes.

La nueva regulación fue aprobada en una sesión del Comité Permanente de la 15ª Asamblea Popular Municipal de Beijing, tras solicitar en agosto las opiniones de 12.000 legisladores y más de 240.000 residentes.

Con el fin de reducir los residuos desde su origen, las nuevas medidas también estimulan la idea de trabajar sin papeles y abandonar el uso de tazas desechables en las oficinas gubernamentales y del Partido, así como en las instituciones públicas.

Los supermercados, centros comerciales y mercados de comercio no estarán autorizados a ofrecer bolsas de plástico ultrafinas o gratuitas. Asimismo, los restaurantes, plataformas de reparto de alimentos y hoteles tendrán que dejar de proporcionar artículos desechables a menos que los clientes los soliciten.

Las empresas que desobedezcan las regulaciones afrontarán multas de entre 5.000 yuanes y 10.000 yuanes. En caso de infracciones frecuentes, las sanciones se elevarán hasta 50.000 yuanes, de acuerdo con las regulaciones.

Con más de 21 millones de residentes, la capital china viene enfrentando problemas desde hace mucho tiempo por la creciente presión en la eliminación de basura. Beijing recogió 9,29 millones de toneladas de residuos domésticos en 2018, un alza del 43,4 por ciento en comparación con el año 2012.

El año pasado, la ciudad manejó alrededor de 25.500 toneladas de residuos diariamente y más del 86 por ciento se vertieron en sitios de incineración y vertederos.

Siendo una de las urbes pioneras de China en la clasificación de residuos, Beijing publicó las primeras regulaciones al respecto en 2011. La ciudad ha puesto a prueba la clasificación obligatoria de basura en miles de escuelas, hospitales y departamentos gubernamentales en los últimos años.

Categories: Internacionales
Tags: Destacadas

About Author