Mujer dominicana en el 2020 tú eliges quien dirige los destinos de nuestro país; recuerda votar por quien respeta tus derechos y propicia tu desarrollo

Mujer dominicana en el 2020 tú eliges quien dirige los destinos de nuestro país; recuerda votar por quien respeta tus derechos y propicia tu desarrollo

 

Por Emilia Santos Frias

santosemili@gmail.com

 

Invisibilizar el avance de la mujer dominicana, negándole participación en espacios de decisiones de los partidos políticos y de la nación, a sabiendas de que hemos conquistado y alcanzado derechos; que somos mayoría en las universidades, en los espacios de trabajo, aunque el salario sea inferior al que devenga  un hombre que ocupa el mismo puesto; estando casi siempre más cualificadas. Ocultar nuestro poder, bien ganado; contestes de que somos quienes decidimos en las urnas quien gobernará o no, los destinos del país, debe ser razón más que suficiente para hacer que en el 2020, quienes han incurrido en ese yerro, paguen con creces su gazapo.

Mujer, es tiempo de hacer valer tus derechos políticos y civiles!. Haz que tu voto valga y con tu accionar rinde honor al legado de las mujeres de nuestra Independencia; a las mujeres de febrero y de abril. A su activa participación, abnegación, responsabilidad y compromiso por el bien de sus iguales!.

Opacar el libre desarrollo político de la mujer es violencia y atropello. Nuestro accionar en las urnas, debe mostrarle a quienes nos han ennegrecido,  que deben respetarnos y colocarnos en el lugar que nos pertenece legítimamente. Permanecer en un grupo que vulnera derechos de la mujer no debe siquiera ser considerado. Abracemos el derecho a la dignidad.

Es violencia que en un país donde el 51 por ciento de su población es mujer, existan 23 ministerios y solo tres estén ocupados por mujeres, teniendo tantas lideresas en todos los espacios; mujeres formadas, reconocidas activistas políticas y sociales.  Esto nos indica de forma cristalina, que en RD no existe igualdad en la vida política. Esa llamada igualdad que escribió Olimpia de Gouges  en la Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana, luego de la Revolución Francesa. Esta realidad es una carga, y las cargas dice la magistrada Carmen Mancebo, aun cuando sean  emocionales, pesan.

“La política también es cosa de mujeres”, decía la siempre recordada feminista Magaly Pineda, quien nos enseñó con ejemplos acera de la política con perspectiva de género.

Es una gran pena que solo hayamos alcanzado de 1942 a la fecha, 259 diputadas en la Cámara Baja. En el Senado la situación es más desalentadora. La cifra no es motivo de celebración!. La cantidad la encontramos en el libro: “La mujer dominicana en la Cámara de Diputados, de las mujeres que han sido diputadas 1942-2016”, de la autoría de Jeovanny Pérez Corcino. Evidencia una clara indolencia al desarrollo social de la mujer. Sin embargo, en nuestro país se argumenta demasiado acerca del 40 por ciento para la participación política de la mujer; representación que ni se acerca; que no es igualitaria ni equitativa. La cultura distorsionada,  prejuicios y truchimanes siguen vulnerando derechos.

Mientras esto ocurre, agrupaciones desacreditadas por rumores de corrupción; que han impedido el desarrollo de la población; copadas de  dirigentes que no representan el sentir ni los valores del pueblo, se abstienen de colocar en su comité central, ejecutivo o como quieran llamarle, a mujeres de valía, con años militando en su gremio, de sobrado liderazgo, formación y aprecio. Usted las conoce! Lo bueno es que solo Dios es eterno! Como dice Ricardo Nieves: “lo único que perdura estático es el tiempo”.

Mujer, en el 2020, muévete, acciona; con tu voto darás una clara señal de por qué tus valores, lealtad y principios, deben ser siempre respetados.

La agenda de derechos de la mujer en República Dominicana tiene que ser respetada. De igual forma, la cuota femenina y la ley electoral. Mujer, no cedas o regales tus espacios! Nuestros derechos políticos tienen que ser respetados y promovidos.

Recuerda que nuestra voz es fuerte, y debe ser escuchada. Lo ganamos teniendo como base el trabajo que hemos realizado a lo largo de nuestra historia, y en la vida política actual.

Mujer, juntas podemos cambiar esta roña. Exprésate en las urnas. Abraza tu derecho a la dignidad. Es hora de cambiar el destino de nuestra nación, Republica Dominicana necesita desarrollarse;  que se garanticen derechos fundamentales de la población.

Mujer, sal de ese espacio de sumisión política. Los partidos deben agradecerte por  hacer el trabajo plataforma. Deben respetarte, dejar de tratarte  como envase desechable, luego de hacerte trabajar hasta el cansancio, y casi siempre, como ahora, despojándote de tus bien ganados espacios. Esos que muchas veces deben mantenerse o conseguirse con recursos económicos propios. Pues, a lo interno de los partidos políticos coexisten diversas prácticas, entre ellas carencia de financiamiento económico para las acciones de las mujeres. Pero si entregan aportes o cuotas a sus militantes hombres. Nada más desigual.

Esa es una de las tantas quejas  que gritan bajo las mujeres políticas,  y fue uno de los disgustos de las mujeres, en las recién pasadas, falta de gloria y tortuosas elecciones primarias, realizadas el 6 de octubre en nuestro país.

Mujer dominicana, dejemos de repetir este patrón que impide desarrollo social; el desarrollo que todas merecemos. Tú puedes decidir, hazlo bien. Urge un cambio para continuar avanzando!

 

 

(La autora reside en Santo Domingo, Rep. Dom. Es educadora, periodista, abogada y locutora).

Categories: Opinión
Tags: Destacadas

About Author