Nueva York está caliente-caliente para los políticos de RD, en especial del PLD; pregunten a Danilo, su Hermanísima Lucía, Amarante Baret y Leonel

Nueva York está caliente-caliente para los políticos de RD, en especial del PLD; pregunten a Danilo, su Hermanísima Lucía, Amarante Baret y Leonel

 

Por José Francisco Arias

 

Los políticos dominicanos que viajan a Nueva York, especialmente los del gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), están pasando por la incómoda experiencia de encontrarse con manifestaciones de coterráneo que van a los lugares donde se encuentran insultarlos y decirles hasta del mal que van amorir, y lo menos que que les vocean es “¡Ladrón!”, o “¡Ladrona!”, depende.

Ni el mismísimo presidente de la República, Danilo Medina, ha escapado al acorralamiento y asedio de sus compatriotas de la urbe neoyorkina. Cuando el mandatario fue a la 73 Asamblea General de las Naciones Unidas la última semana de septiembre pasado, un grupo de paisanos vestidos con sotanas verdes (los verdes aparecen por doquiera) le montaron guardia frente al hotel donde se hospedó para reclamarle por la corrupción e impunidad imperante en el país y responsabilizarlo de apadrinar tales fenómenos.

La diputada Lucía Medina, a quien identifican ahora como La Hermanísima del Presidente, si bien recibió la satisfacción de un reconocimiento que le hizo la alcaldía de Nueva York hace poco más de una semana, no menos cierto es que pasó por el desagrado de encontrarse con un grupo de dominicanos que le fueron a vocear de todo, enrpostrándoles desde el escándalo de las mochilas del ministerio de Educación que fueron a parar a los planes sociales de su fundiación, hasta los privilegios de que goza esa fundación por ser ella La Hermanísima. Los manifestantes se plantaron en el frente de una iglesia en la que se encontraba la legisladora, quien duró buen tiempo a la espera de que quienes se empecinaban en increparla se cansaran y abandonaran el lugar, pero nada de irse. Ante la persistencia de los protestantes, Lucía debió ser sacada por el patio de la iglesia.

Más recientemente pasó por la misma experiencia el ex ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, quien viajó a La Gran Manzana a promover sus aspiraciones a la candidatura presidencial del PLD para las elecciones del 2020. Sánchez Baret se vio en tamaño aprieto siendo objeto de los mismos insultos y calificativos que han lanzado a los demás compañeros  de partido que han pisado territorio neoyorkino… Desde corrupto hasta ladrón, y condena a la impunidad.

Al ex presidente de la República y presidente del PLD, doctor Leonel Fernández, también le tocó lo suyo y con él han sido implcacables en viajes que ha hecho a La Gran Manzana.

El canciller Miguel Vargas Maldonado, presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), caminó una o dos cuadras con una trulla de coterráneos tras de él voceándole de todo. Vargas Maldonado solo saludaba y sonreía en medio de los insultos.

Lo que no se ha podido determinar es quién o quiénes dirigen a esos pequeños grupos de dominicanos que ubican a los políticos/funcionarios que van a Nueva York para descargar toda su ira contra ellos convencidos de que son los cumplables del estado de cosas prevalencientes en su tierra de origen… ¿Son manifestaciones espontaneas…?

 

Categories: Politica
Tags: Destacadas

About Author