¿Quién queda más mal parado en el choque de trenes, Franklin Almeyda y Rodríguez Marchena…?

¿Quién queda más mal parado en el choque de trenes, Franklin Almeyda y Rodríguez Marchena…?

 

Por José Francisco Arias

 

El choque de trenes entre el director de Comunicación de la Presidencia, Roberto Rodríguez Marchena, y el ex ministro de Interior y Policía, Franklin Almeyda, miembro del Comité Político del gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), parece no dejar lo suficientemente claro al momento de su impacto cuál de los dos queda más mal parado, si el primero o el segundo.

Almeyda, de entrada, provocó a Rodríguez Marchena al sugerirle a través de su cuenta de Twitter que su tranquilidad tiene el valor del cheque que recibe por el cargo que desempeña en el Estado, colocando lo de cheque en diminutivo y agregándole el “hastag”   (“Cuánto vale la tranquilidad? Tú cheque sito @RobertoRodriguezMarchena “, es el texto íntegro de lo escrito por Franklin.

El asunto, evidentemente, al Almeyda plantearlo públicamente, en un red social tan seguida como la referida, hizo estallar en indignación a Rodríguez Marchena, cuya tarea fundamental es cuidar, proteger y promover la buena y mejor imagen del Gobierno y del presidente, Danilo Medina. Y su reacción, la del director de Comunicación de la Presidencia, un hombre por lo general dado a mantener siempre la compostura, fue realmente explosiva: “En 2006, renuncié por lealtad a las ideas de Danilo que eran las mías y NO ME IMPORTÓ el chequesito de Leonel. Tú en cambio, combates al gobierno de como obcecado opositor mientras COBRAS EL CHEQUESITO de 250 mil pesos DE MINISTRO SIN TRABAJAR”.

Cuando Almeyda fue quitado por el presidente Medina como ministro de Interior y Policía, en el mismo decreto, si mal no tenemos entendido, lo designó Asesor de Seguridad del Poder Ejecutivo. Esto puede considerarse, en términos prácticos, una especie de botella, pero no es algo que deseara o le urgiera a Frankilin pedirle al mandatario, ni que le interesara.

Es probable que por un asunto esencialmente político (en el contexto del folklor político dominicano), Franklin, un hombre que políticamente hablando responde a los intereses de Leonel Fernández, presidente del PLD, es destituido como ministro por el adversario de Leonel dentro del partido, que es el presidente de la República, Danilo Medina, quien concomitantemente decide nombrarlo como asesor, y él (Franklin) acepta, o se resigna a aceptar, para no contrariar la decisión del Ejecutivo y evitr enconos que pudieran considerarse inncesarios. Es parte de la dinámica de un sistema oficial que opera de manera distorsionada, como el dominicano, lo que no justificamos en lo más mínimo, pero sí lo vemos como una imponente realidad.

El caso es que Rodríguez Marchena le enrostra públicamente a Almeyda cobrar mensualmente un cheque de 250 mil pesos sin trabajar. Pero ocurre que quien lo designó como Asesor de Seguridad del Poder Ejecutivo fue su jefe (el de Rodríguez Marchena), su jefe político y como funcionario, el presidente Medina, quien, al parecer, no le reclama a Franklin ninguna orientación como asesor, a pesar de que ordenó que le pagaran los 250 mil para recibir su asesoría.

El principal responsable de la situación es el Presidente de la República, quien firma el decreto del nombramiento como Asesor, y el Estado Dominicano, que, como sistema, permite y estimula que contemos con debilidades como la referida y pretende que se asuma como una dinámica normal de la administración pública.

La imagen del Mandatario ni la del Gobierno quedan bien ahí.

 

¡Al rojo vivo guerra entre leonelistas y danilistas!; Rodríguez Marchena acusa a Franklin Almeyda de cobrar $250 mil en el Gobierno sin trabajar

 

 

 

Categories: Opinión
Tags: Destacadas

About Author