Viejo rabo verde

Viejo rabo verde

 

Por Alfredo Acevedo

 

La sexualidad en el ser humano es una condición
biopsicosocial presente desde el momento en que se forma el
cigoto hasta el día en que se agota la existencia humana. No
obstante, la mayor parte de los dominicanos limitan esa
existencia biopsicosocial a una edad equis, al expresar frases
despectivas hacia la sexualidad masculina en la tercera edad
como: viejo rabo verde, ese viejo se cree que está vivo, ese
viejo no se pone en su sitio, ese viejo degenerado, etc..

El viejo rabo verde es, en la ideología sexual del dominicano, aquel hombre de la
tercera edad que tiene preferencia erótica por parejas sexuales jóvenes. Es decir, que
en la simbología del dominicano es un hombre con un cuerpo viejo por la edad, pero
que se cree que el rabo, que simboliza al pene, es aún un órgano verde, que simboliza
la virilidad, la potencia y la duración en el acto sexual atribuidas a los jóvenes. Es un
hombre con una alma eternamente joven que no envejece como lo hace el cuerpo;
alegre, jocoso, sociable, que gusta de la convivencia con los jóvenes. Que vive
consciente de que algún día le tocará morir, por lo que decide agregarle vida a cada
minuto de su existencia. Una existencia psicosexual cuya característica sine qua non
es conquistar parejas sexuales que no nacieron en su generación y a las que le triplica
la edad y algo más.

El presente y su contexto social son el sitio y el alimento por excelencia del adulto
mayor llamado viejo rabo verde. Pues sus sentimientos y emociones se nutren del
aquí y ahora. No vive del pasado ni piensa en el qué dirán. Es un ser que cuida su
apariencia física, viste a la moda, que ha envejecido viviendo la vida a plenitud
acorde al tiempo, sobre todo su sexualidad. Sin embargo, la juventud, cuando no es
acumulada como la del viejo rabo verde, en su rechazo y temor a envejecer, piensa al
adulto mayor como un ser asexuado y, en el menor de los casos, con disfunción
eréctil y deseo sexual hipoactivo, limitando así la sexualidad al coito. Por ende, en la
psicología social del joven dominicano, el adulto mayor es un abuelito dedicado al
cuidado de los nietos, enfermo, plegado de dolencias físicas y en espera la muerte.

Finalmente, el viejo rabo verde existe en la estereotipada ideología de los que se
resisten a vivir su sexualidad a plenitud.

 

(El doctor Alfredo Acevedo es médico sexologo).

Categories: Opinión
Tags: Destacadas

About Author