Yo soy el océano…

Yo soy el océano…

 

Por Miguel Alejandro Bautista Henríquez

 

Hola, soy yo el océano. Sí, ese mismo que visitas dos o tres veces al mes, ese mismo que usas para tu diversión, ese mismo que crees conocer del todo. ¿Pero, sabes qué? No es así.

 

Puedo llegar a ser muy tranquilo, tener mis olas totalmente calmadas y de un momento a otro, provocar un gran caos.

 

Puedes creer que me conoces, pero hay pruebas que dan a saber que solo se ha explorado un 5% de mí. Quiero que sepas que yo no soy solo ese 5% que tú crees conocer, yo soy ese 100% del cual te falta un 95% por conocer, y aun así piensas que sabes todo de mí.

 

Nadie ha tenido la valentía de explorarme, de llegar a mis más profundas aguas. Porque ese soy yo, cuando te adentras en mí, puedo hacerte creer que todo está bien, y de repente causar inmensa destrucción.

 

Puedes pensar que has llegado a lo más profundo y luego darte cuenta que ni siquiera llegaste a la mitad.

 

Así como puedo darte diversión, paz, armonía, y calma, igual puedo causarte temores, miedos, fobias y traumas.

 

No te acostumbres a decir que me conoces completamente, puedo llegar a ser muy traicionero cuando me provocas. Date cuenta, con un poco de hielo fui capaz de tirar uno de los más grandes barcos que se han visto en mis aguas, que te hace pensar no puedo hacer más que eso? Yo no tengo límites y nadie puede implantármelos. En mí, residen maravillas, criaturas hermosas, especies divinas, así como también hay criaturas macabras, lugares sombríos y especies mortales.

 

Soy una clara representación de la infinidad, la paz, la armonía, la calma, la traición, el caos, la destrucción, el miedo y la desgracia.

 

Yo soy el océano.

Categories: Opinión
Tags: Destacadas

About Author