Reinaldo tiene razon. No es un iprovisado

Reinaldo tiene razon. No es un iprovisado

 

Por Osvaldo Rodríguez Suncar

 

El precandidato presidencial del PLD y senador por el Distrito Nacional, Reinaldo Pared Pérez, recientemnete hizo una categórica y bien fundamentada afirmación: no es un improvisado.

Reinaldo hizo el señalamiento en el contexto que es un hombre con suficiente experiencia de Estado, como para dirigir los destinos de la nación.

Y en efecto, así es.

Reinaldo ha pasado por casi todos los puestos de elección en el tren gubernativo: primero fue regidor del Distrito Nacional, luego fue diputado y más tarde senador, en una dilatada e ininterrumpida militancia dentro del Partido de la Liberación Dominicana.

Como regidor,Pared Pérez hubo de empaparse de los problemas de la municipalidad, en el Distrito Nacional.

Luego, ha tenido que hacer lo mismo como legislador, para los problemas nacionales, especialmente en su condición de varias veces presidente del Senado.

Sume a ello su condición de secretario general del PLD, habiendo tenido que lidiar con momentos históricos unos (como la transformación de ese otrora partido de cuadros a uno de masas) y otros difíciles momentos como los de las contradicciones del 2015, entre los dos líderes principales de su partido; Danilo Medina y Leonel Fernandez, de cara a las elecciones nacionales del 2016. Posteriormente, una situación parecida a la de entonces, este año, por las elecciones del 2020..

La prudencia de Reinaldo, en unos y otros momentos, ha brillado como rasgo distintivo de su personalidad y de sus indudables cualidades de hombre de Estado.

Su lealtad en la legión de seguidores que dentro del PLD sigue al presidente Danilo Medina, lo han hecho acreedor de la confianza de éste.

Así como su sensatez y equilibrio, de la confianza del expresidente Leonel Fernández, a quien ahora le disputa la candidatura presidencial del partido morado.

Pienso que por las razones aquí expuestas, Reinaldo tiene la experiencia y el conocimiento de causa suficientes para aspirar a ser el presidente de la República, a partir de agosto del 2020, sucediendo en ese cargo a su antiguo mentor, Danilo Medina, en momentos en los cuales el país no está para improvisaciones, y menos aún debería estarlo la tendencia que sigue las directrices del presidente Medina dentro del PLD.

 

(Tomado de la cuenta de Facebook del periodista Osvaldo Rodríguez Suncar).

Categories: Opinión
Tags: Destacadas

About Author