Sociedad de Neumología advierte sobre brote de tuberculosis en hospital José María Cabral y Báez y hace recomendaciones

Sociedad de Neumología advierte sobre brote de tuberculosis en hospital José María Cabral y Báez y hace recomendaciones

 

La Sociedad Dominicana de Neumología y Cirugía del Torax recomendó a las autoridades varias medidas para evitar la expansión del brote de tuberculosis detectado en el hospital José María Cabral y Báez, de Santiago.

 

La entidad asegura que no es enviando para su casa a los pacientes como se evita el contagio, sino aplicando los tratamientos y protocolos médicos y sanitarios recomendados para la situación creada en el referido hospital.

 

Dice que con el cierre del hospital José María Cabral y Báez no se resuelve el problema. “En todos nuestros centros de salud tenemos hospitalizados pacientes con tuberculosis pulmonar que están en contacto por largas horas con el personal que labora allí”, puntualiza.

 

La doctora Rosanna Pérez, presidenta de la entidad, citó entre las acciones el internamiento de pacientes críticamente enfermos, mantener los enfermos por poco tiempo en salas de urgencia y salas de espera y hacer el diagnostico temprano para iniciar el tratamiento sin pérdida de tiempo.

 

“Estas condiciones son importantes para la reducción de la trasmisión nosocomial (infecciones que surgen en los centros de salud).

 

Comentó que otras medidas serían buena ventilación, habitaciones con recambio de aire necesario para que la bacteria  permanezca circulando el menor tiempo posible, iIuminación adecuada y mantener pocos pacientes por habitación.

 

La doctora Pérez explicó que los pacientes que reciben un tratamiento médico adecuado, luego de 15 días dejan de ser contagiosos.

 

“Para mayor control y seguimiento de nuevos casos debe realizarse prueba de tuberculina (PPD) y radiografía de tórax a toda persona que ingrese a trabajar en un centro de salud, con seguimiento anual”, comentó.

 

“Lo que se debe hacer es implementar medidas para que esto no vuelva a suceder (se refiere a los casos de tuberculosis) y Aprovechar la remodelación del centro (hospital Cabral y Báez) para aplicar las normativas internacionales de prevención.

Agregó que el personal asociado a los servicios de salud siempre está expuesto al contagio de cualquier tipo de enfermedad infecciosa, sobre todo las que se transmite por vía aérea, como es el caso de la Tuberculosis pulmonar.

 

Explicó que las condiciones del hospital Cabral y Báez, producto de la remodelación, son propicias para el contagio de la enfermedad. “Las condiciones de salubridad no son las óptimas. Se unen allí múltiples factores que favorecen el contagio y propagación de la enfermedad, entre ellas tenemos hacinamiento de pacientes tanto en sala de urgencia como internamiento, poca ventilación y poca luz”, sentenció.

 

“El aumento reciente del número de casos en el personal de salud del hospital José María Cabral y Báez es motivo de preocupación y de buscar soluciones para prevenir nuevos casos”, agregó.

 

La Tuberculosis pulmonar es una enfermedad infecto-contagiosa, crónica, que suele infectar los pulmones y que azota a la humanidad desde sus inicios.

 

Según reporte de Organización Mundial de la Salud, en el 2015 se enfermaron 10.4 millones de persona en todo el mundo.

 

Esta enfermedad es causada por una bacteria (Mycobacterium Tuberculosis) y se transmite de una persona a otra  a través de gotas de salivas proveniente de los pulmones de un paciente con enfermedad pulmonar activa.

Categories: Salud
Tags: Destacadas

About Author