Un PLD gobernante que es arrogante y ñoño a la vez… Digamos que “bipolar”…

Un PLD gobernante que es arrogante y ñoño a la vez… Digamos que “bipolar”…

 

Por José Francisco Arias

 

El actual gobierno del Partido de la Liberación Dominicana ( PLD ) y el presidente Danilo Medina en unos casos se presenta como sólidamente plantado, agresivo. prepopente y avasallador; y en otros se observa presa del pánico, frágil, desprotegido y hasta ñoño… Pudiera decirse, en ese sentido, que es un gobierno “bipolar”.

Durante los gobiernos peledeístas el peculado se ha hecho sentir para provecho  y enriquecimiento de buena parte de sus funcionarios. Algunos han acumulado fortunas millonarias inagotables para ellos y sus familias. La ostentación es desbordante a todos los niveles; hay peledeistas que se sienten propietarios de la nación toda, hacen y deshacen lo que se les antoja desde sus respectivas posiciones oficiales, asumiéndose con una solidez de poder, que, entienden, nadie podría tocarlos.

Pero también está la otra parte: lo de la ñoñería el asunto está directamente vinculado a como pueda estarse portando la oposición, si realmente opera la oposición, porque, a decir verdad, en la mayoría de los trayectos de las dos administraciones de Danilo, prácticamente no ha tenido oposición…

Pero ocurre que por estos tiempos se han dado aspavientos de oposición, encabezados por algunos diputados del Partido Revolucionario Moderno ( PRM ), encabezados por Faride Raful y sus reclamos de que se investiguen los negocios de la administración de Medina con el publicista brasileño Joao Santana, y por algunas acciones desarrolladas por el Movimiento Verde y otros sectores de la denominada Sociead Civil.

Solo por Faride presentar sus papeles sobre Joao en la Cámara de Diputados y pedir que se cree una comisión investigadora ciertas esferas palaciegas estallaron en pánico negando su denuncia y algunos peledeístas, alarmados, comenzaron a denunciar tramas y a propalar por medios de comunicación que los quería sacar del gobierno.

Ahora hay gran conmoción en ámbitos del PLD y de su gobierno porque se anuncia la Marcha Verde del Millón para el día 12 de este mes de agosto y se intensifican los pronunciamientos cargados de preocupación y alarma a través de diversos medios. Se sienten asediados, presionados a más no poder, y el objetivo de quienes asedian y presionan es sacarlos del poder.

En primer lugar, el PLD, desde la oposición, fue un partido combativo con campañas interminables contra la corrupción y la impunidad, (recordemos los álbumes aquellos), lo mismísimo que ahora se exige a su gobierno que combata su gobierno desde por lo menos un partido opositor y los movimientos sociales hastiados de tantos desmanes sin castigo.

Es increíble que una entidad política que fue tan ácidamente crítica desde la oposición, ahora en el gobierno no quieren sus principales dirigentes y funcionarios que los toquen ni con el pétalo de una rosa. Evidentemente, quieren no resisten oposición.

Quieren gobernar sin que les reclamen por los escandalos de corrupción que se han registraddo de manera sostenida, especialmente en estas últimas dos gestiones: OISOE, CEA, Corde, Odebrecht, OMSA, INAPA. No quieren que les reclamen nada de eso, porque, simplemente, se sienten con licencia para hacer lo que les venga en ganas desde el Estado.

No quieren que protesten, porque entonces, concluyen, lo que existe es un plan para sacarlos del poder. Y, a decir verdad, han tenido la suerte de contar con una oposición pobre, lenta, errática, y quizás por ello, cuando surgen asomos de una oposicion consistente, como ha venido ocurriendo en las últimas semanas, se llenan de alarma… Cualquier “brisita” los estremece.

Pero la máxima cúpula del PLD debe saber que lo mejor que le puede ocurrir al país es que su gobierno cuente con una real oposición, que le sirva de contrapeso en el experimento democrático que desarrollamos, y que se convenza esa cúpula (exspecialmente la de Palacio) que en toda democracia la protesta y la libre expresión se asumen como derechos inalienables de los ciudadanos.

¿Que quieren sacar del poder al PLD…? El PLD también sabe que todo partido de oposición lo que quiere es llegar al poder sacando al que lo ocupa… No merece existir como partido si no tiene vocación de poder. Por eso no hay que alarmarse.

Definitivamente estamos ante un PLD gobernante arrogante, agresivo y avasallador, pero ñoño y aparentemente fragil a la vez… Digamos que “bipolar”.

 

Categories: Opinión
Tags: Destacadas

About Author